Banner
Brendaliz Negrón, un ángel en la montaña
Escrito por Raiza Y. Fonseca Alvarado   
Miércoles 31 de Enero de 2018 16:39

Gracias a un anuncio sobre la búsqueda de voluntarios para la Cruz Roja Americana, ella decidió registrarse. Debido a la gran necesidad los primeros días después del paso del huracán María, Brendaliz ha ayudado en diferentes áreas. Apoyó la respuesta como enfermera que es su profesión, empacó y distribuyó suministros, orientó a nuevos voluntarios y llegó a ser líder de los equipos de distribución. Actualmente, ella atiende las comunidades de envejecientes y continúa brindando servicios como enfermera del grupo de Salud de la Cruz Roja.

En una de las misiones en la cual destacó su vocación, fue cuando caminó por 45 minutos hasta llegar a casa de un envejeciente que necesitaba asistencia. Al llegar al sector, atendió a tres envejecientes adicionales quienes estaban atrapados por los derrumbes de las montañas.

El timón de Brendaliz es su abuelo fallecido, ya que él fue quién le inculcó el valor humanitario. La manera de brindarle honor fue convirtiéndose partícipe de instituciones sin fines de lucro como la Cruz Roja. “Los envejecientes son los que me llaman la atención”. Brendaliz desea tener su propio centro de envejecientes y estaba en los trámites antes de los huracanes. No obstante, cuando termine su labor voluntaria, ella continuará con toda la documentación.

Brendaliz se ha esmerado tanto que ha llegado a comprar con su dinero artículos para los pacientes que atiende a través de la Cruz Roja. Tanta es su acción humanitaria que ella consiguió artículos de todo lo que las personas envejecientes utilizan para preparar unas canastas personalizadas para 50 pacientes. Se reunió con una compañía que le suple a uno de los hospitales donde antes trabajó e hizo una contabilidad de lo que cada paciente necesitaba y de sus ahorros, logró pagarlo todo. Estas 50 canastas se repartieron en Orocovis, Barranquitas, Naranjito y Morovis.

Antes de convertirse en voluntaria, Brendaliz trabajó como enfermera de manejo de casos. A pesar de sus situaciones, Brendaliz no se arrepiente de haberse quedado sin trabajo. “Mucha gente me cuestiona por qué me fui hacer labor voluntaria, pero yo digo que quién tomó la decisión fui yo; y convertirme en voluntaria de la Cruz Roja era uno de mis sueños”. Para conocer más sobre las oportunidades de voluntariado de la Cruz Roja, acceda cruzrojapr.net.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions