Banner
La Energía Solar: Una opción para levantar a Puerto Rico
Escrito por Juan A. Negrón Berríos, Ph. D. Rector-Recinto de Barranquitas Universidad Interamericana de Puerto Rico   
Miércoles 31 de Enero de 2018 16:36

En años recientes el concepto de energía renovable ha cobrado notoriedad. En Puerto Rico ha surgido un gran interés en este asunto, en parte por el impacto del huracán María y por la fragilidad de nuestro sistema eléctrico. Energía renovable significa, energía proveniente de una fuente inagotable y ausente de residuos tóxicos y perjudiciales para el medio ambiente. Existen muchas fuentes de energía renovable, tales como: la solar,  de viento, hidroeléctrica, biomasa y otras.

La energía solar tiene grandes ventajas y ha recibido mayor atención en diferentes partes del mundo. Es una energía que proviene directamente de nuestra estrella más cercana, el Sol. ¿Cuán importante es el sol para nosotros? El sol calienta la atmósfera y la superficie de la Tierra, lo que determina el clima y las condiciones del tiempo.

Es la fuerza motriz que moldea el paisaje que nos rodea. El sol mantiene la vida, tal como la conocemos, debido a que las plantas utilizan la energía solar para fabricar el alimento que sostiene a otros miembros de los ecosistemas, incluyendo al ser humano.  El mejor ejemplo de esta realidad es la importancia del sol en los cultivos agrícolas.

La cantidad de energía solar que recibimos depende en parte por la ubicación geográfica, siendo el trópico, la zona del planeta que mayor cantidad de energía solar recibe. ¿Tendrá  el sol suficiente capacidad para suministrar la energía que necesitamos en nuestros hogares y en nuestras actividades diarias?  Sí, la tiene.

¡Una hora de sol produce la energía que utilizaría la humanidad en un año! ¿Teniendo el sol tanta energía y siendo Puerto Rico un país tropical, por qué no hemos sacado provecho de este gran recurso? Esta pregunta tiene muchas respuestas. Por ejemplo, algunos argumentarán que la tecnología solar no está suficientemente desarrollada, por lo que debemos esperar a que tal desarrollo se lleve a cabo. Esto es similar a alguien que no compra una computadora o un celular, ya que está esperando por un mejor modelo, mientras carece del servicio.

La tecnología solar ha tenido grandes avances y aunque se esperan dramáticos avances en el futuro, tenemos que evaluar si queremos continuar siendo rehenes de los combustibles fósiles, llámese, petróleo, gas natural o carbón. Existen diversas alternativas para utilizar la energía solar, ya sea como apoyo al servicio eléctrico actual o fuera del mismo.

Otros argumentarán que la energía solar es más cara que la energía generada a partir de combustibles fósiles. El asunto del costo es relativo. Los costos de la energía solar han disminuido sostenidamente a través de los años, por lo que en estos momentos y, particularmente en las zonas tropicales, compiten muy bien con el uso de combustibles fósiles.

La energía solar supera por mucho al uso de los combustibles fósiles, especialmente cuando evaluamos el impacto negativo de los mismos en el medio ambiente.  Hechos ampliamente demostrados por la comunidad científica, indican el agotamiento de las reservas de combustibles fósiles; peor aún, su uso ha causado serios daños en los ecosistemas, trayendo dramáticos efectos en el clima y la desaparición  de especies de plantas y animales del planeta.

¿Cuánto vale este planeta? Si no nos preocupa el planeta, qué me dice de los cientos de miles de problemas respiratorios y otras serias enfermedades vinculadas directamente a la quema de petróleo y de otros combustibles como el carbón y el gas natural. Una gran mayoría de los habitantes de esta Isla, luego de María, hemos tenido que asumir el nuevo gasto de gasolina, diésel o propano, el cual no habíamos contemplado en el presupuesto.

Dentro de la amplia variedad de formas de energía renovable y la disponibilidad del sol en Puerto Rico casi todo el año, es obvio que a la energía solar debería brindársele prioridad. Tenemos la oportunidad de enfrentar las deficiencias que desde hace décadas hemos sufrido con nuestro sistema de generación de energía. La energía solar, es la opción que puede  ayudarnos a levantar a Puerto Rico, y superar la situación crítica que atravesamos, donde una porción significativa de los hogares puertorriqueños aún carece de energía eléctrica.

Esta nueva visión de la energía renovable en la Isla, nos mueve hacia el creciente segmento de personas responsables en el planeta, que se han convencido de las grandes ventajas del  uso de fuentes de energía renovable. El sistema de energía eléctrica es en estos momentos parte integral de la fuerza motriz que levantará a Puerto Rico.

La reinvención de dicha fuerza con-lleva el uso de una fuente renovable y ambientalmente amigable de energía, que no nos amarre al petróleo o a sus semejantes, como el gas natural y el carbón. Esa fuente es nuestro sol tropical, que siempre ha estado disponible; simplemente, debemos dar un paso al frente y pensar en un nuevo Puerto Rico, no solo para nosotros, sino, para las generaciones futuras.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions