Banner
La vida nos da sorpresas
Escrito por Evelyn Cruz   
Jueves 18 de Enero de 2018 16:36

Por años he escrito con la verdad y hoy hago lo mismo. Hace un tiempo atrás mi querido amigo el Lcdo. William Méndez me dijo que el Festival Típico Cidreño se le dedicaría a Ramón Vázquez Martirena. Yo me alegré muchísimo porque Ramonci llegó a los nueve años a la Urbanización Fernández y se convirtió en algo nuestro. Sus sobrinos asistían a la escuelita Myrimar cuya dueña era Toña Cruz, mi hermana. William me pidió que hiciera la proclama para el homenajeado.

Yo le dije que yo prefería escribir una semblanza, que es mucho más abarcadora que una proclama. Conseguimos datos superfluos de Ramonci y como no decían todo lo valioso que era ese muchacho acudí a mi hijo Amir para que llamara a Ramonci y le pidiera datos de su importante carrera musical y educativa y recibí un email con valiosa información que no conocíamos.

Como ustedes saben debido a un derrame cerebral que sufrí hace cuatro años quedé incapacitada de mi lado derecho. Pero aparendí a usar la siniestra, esa mano izquierda que a los derechos no nos sirve de mucho. Logré escribir siete hojas con suma dificultad y apareció mi ángel guardián Ely Ginette Cruz,quien vino hasta Caguas, donde estoy refugiada en la casa de Yadira Gierbolini, la novia de Amir, hasta tanto llegue la luz de mi casa.

Le entregué mis garabatos para que se los llevara a Brenda, la secretaria de William. Y así lo hizo.  A ley de un día Brenda lo  pasó en 14 picas y en bold porque yo quería que Ginette lo leyera y que al final escribiera sus décimas. Llegó la noche y esperé por Ginette que traería la semblanza pero William quería que fuera yo quien lo leyera.  En un banco duro y solitario llegué a la las seis y media.

Llegó Ginette, con la semblanza para ver como la leía y se sentó conmigo. Todo bien. Pasó William Méndez con una bella placa nos las mostró y siguió para la tarima. Allí no había sillas y ¡mi Dios!, ya me dolían los glúteos amortiguados por la dureza del banco. Luego de una hora Ginette no me abandonó en ningún momento. Llegó por allí Yoly García y se sentó a mi lado por un rato.

Cuando se fue apareció Nydia Barrios y compartimos un rosario de recuerdos. Debido a mi impedimento  el traje me caía fuera del  hombro y no quería subir a la tarima mostrando el manguillo de mi sostén y aparece Libertad Barrionuevo, mi bella amiga y avanza hasta un quiosco y aparece con un imperdible para corregir el problema. En mi banco también se sentó Sheila Quíles con quien compartimos muchas veces en tiempos memorables.

De repente William anuncia a los Bravitos de la Plena, unos preadolescentes geniales con canciones finas y elegantes y con panderos que hablan. Ahí me alegré porque mis sobrinos Máximo e Isadora sin timidez alguna nos dieron un show de plena. Lo próximo el conjunto musical Tradición Boricua y yo allí. Por fin me llaman al proscenio, Ginette y su esposo Teddy Roque ayudados por Máximo (ríanse) me ayudaron a subir. Dónde querían sentarme? En un taburete de hierro. William habló algo de Ramonci Vázquez antes de la lectura de una proclama que abarrotó los Por Cuantos con todo lo que yo tenía en la semblanza.

Parece ser que ya tenían los datos biográficos de Ramón y cada Por Cuanto daba datos y detalles de la vida artística y educativa de Ramonci. En mis doce participaciones como legisladora Municipal y habiendo escrito cientos de proclamas nunca había escuchado algo así. Luego Javier, mi Cub Scout cuando tenía 8 años, hoy día mi alcalde; habló como amigo de Ramonci. También habló Axel Roque Gracia, senador del distrito de Guayama; y también Jesús Rodríguez, cidreño de corazón, ese reconocido reportero radial y quien tiene que adornar con su maravillosa voz la actividad. Y llegó mi turno de volar con alas rotas.

Todo lo que tenía escrito; lo habían dicho otros palabra por palabra. Salí del lugar como entré. Gracias a Ginette por las molestias que le causé. Gracias a Teddy y a mi héroe Máximo porque sin su ayuda me hubiera caído. Gracias a Víctor por sus cuidados, a Celeste López por su sombrilla; y a Amir y a Yadira por su bondad de corazón. El resto es historia.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions