Banner
Los asuntos de salud después del Huracán María
Escrito por Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno   
Miércoles 17 de Enero de 2018 16:34

Luego del paso del Huracán María por nuestra isla, los servicios de salud se han visto severamente afectados. Situaciones que todavía, más de tres meses después del paso del huracán, vivimos día a día han afectado el ofrecimiento de los servicios de salud disponibles. La falta de energía eléctrica y el cierre de múltiples oficinas médicas es la orden del día.

Los hospitales cumplieron con su parte de proveer servicios durante la emergencia, con la asistencia de generadores eléctricos, pero limitadamente. Además la falta de los sistemas de computadoras, limitaron el acceso a los expedientes médicos, teniendo que depender los médicos de tomar un historial de parte del paciente o sus familiares. Dada esta situación tan delicada, cobra más importancia que nunca, que hagamos lo posible por tomar algún control sobre las situaciones de salud que puedan surgir inesperadamente.

Para tomar control sobre los tratamientos médicos que deseamos ser sometidos, existe la alternativa de preparar un documento conocido comúnmente como las directrices anticipadas. Todas las personas tenemos el derecho de decidir asuntos relacionados a nuestra salud y de decidir libremente cuáles son los tratamientos médicos que queremos recibir. Las directrices anticipadas (living will), también conocidas como declaraciones previas de voluntad, permiten que una persona pueda elegir el tratamiento médico que desee en distintas circunstancias. Este declaración está siendo solicitada con mayor frecuencia de parte de los médicos, debido a que les provee una guía de los deseos del paciente en determinadas circunstancias.

En Puerto Rico tenemos la “Ley de Declaración de Voluntad sobre Tratamiento Médico en el Caso de Sufrir una Condición de Salud Terminal o de Estado Vegetativo Persistente” aprobada en el 2001. Esta ley reconoce el derecho que tiene todo persona mayor de edad, en pleno uso de sus facultades mentales, a declarar con anticipación su voluntad sobre el tipo de tratamiento médico que desea recibir, en el caso de sufrir una condición de salud en fase irreversible. Además, le permite que escoja una persona que pueda decidir o rechazar algún tratamiento médico, si el paciente no puede comunicarse por sí mismo.

La declaración anticipada se puede hacer en cualquier momento. No tiene que estar padeciendo de ninguna condición seria para declarar sus deseos de cómo atenderse médicamente cuando surja alguna situación. Usted tiene derecho a expresar qué tratamientos quiere recibir o rechazar, lo importante es que esté por escrito. Se debe considerar tener este documento vigente y no esperar a que surja una situación inesperada.
¿Cómo podemos hacer esta declaración de directrices anticipadas?

Existen dos maneras para hacer esta declaración. La primera es ante un notario público. Se suscribe un documento legal con la información requerida en la ley ante el notario y no requiere la presencia de testigos. La ley también permite que dicha declaración se haga ante su médico de preferencia, pero para que sea válida legalmente, deben estar presente dos testigos al momento de suscribirse que cumplan con una serie de requisitos específicos. Como regla general, en las oficinas médicas orientan sobre este documento y los médicos prefieren que se asesoren legalmente sobre lo que van a incluir en el mismo.

La declaración anticipada tiene que incluir la siguiente información: (1) fecha, hora y lugar; (2) el tratamiento médico que desea recibir, (3) si es donante de órganos; (4) quien será la persona escogida para representarlos cuando usted no pueda comunicarse.

Es responsabilidad de la persona o de sus familiares allegados, notificar a los médicos u hospital de la existencia de esta declaración anticipada y de entregarle copia del mismo a los médicos que lo estén atendiendo. Una vez notificado al médico, este documento debe hacerse formar parte de su expediente médico.
Esta declaración puede dejarse sin efecto en cualquier momento, ya sea por escrito o verbalmente. La misma puede ser modificada o renovada, siempre incluyendo la fecha, lugar y hora de dicha modificación y debe entregarse de inmediato al médico o institución que le esté brindando los servicios de salud, para hacerse formar parte de su expediente médico.

Si usted tiene interés en hacer una declaración anticipada es importante que se asesore legalmente, para asegurarse que la declaración sea válida al momento de necesitarla. Comparta esta información para ayudar a las personas a orientarse sobre la posibilidad de preparar este documento tan útil. Lo invitamos a darle “Like” a nuestra página para recibir orientaciones sobre distintos temas legales.

La información brindada en este articulo, es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal especifica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a la oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, o visite nuestra página web: www.estudiolegal-pr.com.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions