Banner
Dirofilariasis: Un parásito de primera clase
Escrito por Dra. Aurea Marie Cartagena Veterinaria, profesora - Cartagenaa2@suagm.edu   
Viernes 29 de Diciembre de 2017 20:37

¿Sabías que el mosquito es uno de los insectos más letales para el ser humano y los animales? Se conocen alrededor de 3,500 especies de mosquitos en todo el mundo. Nuestro clima tropical es óptimo para su desarrollo; más aún después del huracán María con todas las aguas estancadas y basura que quedó a nuestro alrededor. En fin, en esta nota te informaré sobre uno de los parásitos que viaja en primera clase dentro de un mosquito que puede causar la muerte de tu mejor amigo; tu mascota.

La Dirofilariasis o la enfermedad por gusano cardiaco es una enfermedad causada por la filaria, “Dirofilaria immittis˝. ¿Y qué es una filaria? Pues en palabras sencillas, es un parásito con un cuerpo alargado; comparado con un hilo. Alrededor de 70 especies de mosquitos pueden servir como hospedadores. Esta enfermedad se observa en animales de compañía como: perros y con menor frecuencia en gatos y hurones. La mayoría de los perros diagnosticados son de talla grande entre las edades de 3 a 8 años.

¿Cómo la puede contraer tu mascota? Simplemente con la picadura de un mosquito infectado. El mosquito mientras se alimenta de la sangre de tu mascota deposita las larvas en la herida. Una vez dentro en la sangre de tu mascota las larvas infectantes comienzan su desarrollo larvario. Las hembras generan microfilarias entre 6 a 7 meses tras la infección. Los adultos pueden vivir dentro de tu mascota hasta 7 años.

¿Cuáles son los daños que estos parásitos pueden causar a tu mascota? ¿Recuerdas tu clase de biología, la función principal del corazón? El corazón es el responsable de bombear sangre oxigenada a cada célula del cuerpo y llevar sangre sin oxígeno a través de la arteria pulmonar a los pulmones. Bueno, pues estas larvas que eventualmente se convierten en adultos migran hacia el lado derecho del corazón obstruyendo la arteria pulmonar; lo que hace ineficiente el flujo sanguíneo hacia los pulmones. Esto evita la completa oxigenación del organismo. Además, provocan daños en las paredes de las arterias y venas; provocando reacciones inflamatorias y eventualmente otras patologías. Debo explicarte, que ésto puede tardar años en suceder y ya en esta fase las posibilidades de salvar a tu mascota disminuyen.

Los síntomas o signos clínicos a veces pasan inadvertidos por muchos dueños de mascotas. Si ves estos síntomas debes llevar a tu mascota a tu veterinario de confianza: tos, intolerancia al ejercicio, pérdida de peso, dificultad para respirar, hemorragia nasal, abdomen inflamado. Tu veterinario a partir del historial clínico le tomará una muestra de sangre para realizar una prueba de detección del antígeno. Esta prueba indicará si tu mascota es positiva al parásito. Otros métodos de diagnóstico son: radiografía torácica, ecocardiografía y serología.

La prevención es el mejor remedio para cualquier enfermedad. Esta enfermedad, aunque es muy peligrosa para tu mascota es completamente prevenible. La terapia preventiva con macrólidos, fármacos contra estos parásitos; debe iniciarse a las 6 a 8 semanas de edad. Si tu mascota tiene 7 meses o más de edad la terapia preventiva no debe iniciarse sin antes realizar una prueba de detección del antígeno.

Te exhorto querido lector, a que le des calidad de vida a tu mascota. Llévalo a sus chequeos veterinarios y piensa que al igual que vacunarlos es importante recordar que existen otras enfermedades como ésta que debemos prevenir. Mucha salud; hasta la próxima.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions