Banner
El Ambiente Navideño
Escrito por Pablo “Pablin” Centeno Rivera   
Viernes 29 de Diciembre de 2017 20:03

El ambiente navideño  va logrando entusiasmar a la gente y se nota un cambio favorable en el ánimo de las comunidades. Vemos camiones recogiendo escombros, muebles, colchones y gabinetes dañados por las lluvias de María. Otros recogen ramas secas de árboles caídos. En mi comunidad algunos buscan agua para vaciar en las cisternas, las amas de casa limpian, como pueden, y todo el mundo se prepara para celebrar el nacimiento del Mesías; sin agua, sin luz y sin comunicaciones satelitales.

La alegría que emana del ‘pesebre’ llega con la brisa mañanera, con la sabrosa comida típica de la temporada con el sabroso lechón asado o en chicharrones, pasteles, morcillas, y el arroz con dulce. La Iglesia suena sus campanas para llamar a la adoración. Se escuchan cantos de alabanza: cantemos todos cantemos que ha nacido del mundo la luz. En un humilde pesebre ha nacido el niñito Jesús.  Cristo renace en Navidad.

Sabemos que todavía hay cientos de familias que viven bajo el toldo de FEMA, si le ha llegado. Otros se mantienen refugiados en casa de algún familiar o vecino. Para éstos la Navidad es esperar que el niño Jesús, recién nacido, les de fortaleza para seguir luchando.  Rezamos una oración por aquellos que se fueron para Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades de vivienda y de empleo. La experiencia del huracán ha sido dura al extremo que a estas alturas, como dice el jíbaro, la mitad de la población no tiene luz eléctrica y en muchas comunidades de la montaña tampoco tenemos el agua potable en nuestras casas. No queda de otra que resignarse y esperar que las brigadas de la Autoridad de Energía y Acueductos logren reparar las averías o roturas que fueron severamente dañadas por el fuerte huracán.

A estas horas tampoco sabemos cómo el gobierno podrá superar la crisis de dinero en sus cuentas de banco. No bien pasen las navidades la Junta de Control Fiscal, los bonistas y el Tribunal estarán ejerciendo presión para que se les pague. El gobierno deberá someter un nuevo plan que refleje los ajustes en presupuesto necesarios para cumplir con el pago de la deuda. Puerto Rico arrastra una deuda multimillonaria, setenta y dos mil millones de dólares, que obligó al gobierno del Dr. Rosselló a declararse en quiebra; asunto que se está dilucidando en los tribunales federales. Recientemente se aprobó la ley sobre la aplicación de arbitrios para las industrias radicadas en Puerto Rico; lo que representa otro gran problema, para el gobierno, en términos de empleo. Lo que acrecienta la crisis económica hacia el futuro y complica la relación entre el gobierno local y el congreso de Estados Unidos.

La Navidad y las fiestas de despedida de año vienen a ser un oasis en medio del desierto de problemas que tiene Puerto Rico. ¿Qué podemos hacer? Bueno, pienso que disfrutar la Navidad, fin de año y la celebración de Reyes el próximo 6 de enero. Llevarle alegría a nuestras familias, vecinos, y amistades.

A celebrar cristianamente el acontecimiento que cambió el destino de la humanidad con el nacimiento del Salvador del mundo que vino para traernos buenas nuevas de salvación. A pesar de la devastación que nos dejó el huracán hemos podido levantarnos, poco a poco, con la ayuda de los gobiernos, Iglesias, los puertorriqueños en el exterior y otros buenos samaritanos que nos regalan esperanza.  Busquemos, y encontremos, en la Navidad esa parte buena de cada quien regalando amor, paz y alegría.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions