Banner
En punto de arranque
Escrito por “Pablin” Centeno Rivera   
Miércoles 16 de Agosto de 2017 14:58

Después de escuchar una y otra vez la exposición de nuestros líderes políticos, en mayoría y minoría, sobre el asunto de la crisis fiscal, la participación de los Estados Unidos, y la posición de Puerto Rico, como eje de la controversia política, económica y social, concluyo que nuestro país tiene que desprenderse de los “mitos”  e irrealidades para definir un estado de derecho final y firme.

Actualmente somos un territorio colonial de los Estados Unidos, porque fuimos invadidos durante la Guerra Hispanoamericana en 1898 en la que los norteamericanos vencieron.  En aquellos entonces Puerto Rico estaba bajo el poder de los españoles que nos habían conquistado (descubierto) por el año 1493. Desde entonces, Puerto Rico, nunca ha sido completamente libre y soberano. Sin duda hemos alcanzado algunos poderes autonómicos, de gobierno propio con el Estado Libre Asociado y otras concesiones pero, nunca hemos podido desarrollar la capacidad para autogobernarnos, lo que provoca cierto miedo a la libertad.

En el trayecto de nuestra historia, por quinientos veinticuatro (524) años, Puerto Rico ha logrado sobrevivir a muchas tragedias, situaciones difíciles, en términos de fenómenos atmosféricos, luchas políticas, plagas, enfermedades, etc., además de disfrutar de muchas bendiciones de crecimiento y desarrollo, triunfos de nuestros hijos en el arte, en los deportes y la ciencia pero, nunca hemos podido aprender o experimentar a cómo levantarnos por nuestros propios pies.

Nuestros invasores, españoles y norteamericanos, se encargaron de hacernos creer que somos incapaces de ser libres y soberanos. Estados Unidos, que hoy nos gobierna con mano dura, utilizó la estrategia de las ayudas federales, becas, cupones, servicios de salud y educativos, etc., para someternos, poco a poco, a su voluntad. Mientras, fuimos un punto estratégico en el Caribe, para los intereses norteamericanos, tuvimos acceso a buenas carreteras, infraestructura en las comunicaciones, cláusulas especiales para atraer la inversión, el desarrollo y el empleo. El impacto del contrasentido, buen trato del invasor, ha dislocado nuestro sentido de pertenencia.

Hoy somos un pueblo (casi) totalmente americanizado, no podemos vivir sin ellos, porque a pesar de que el pueblo ha resistido el idioma, costumbres y tradiciones, el resultado de las últimas elecciones, referendum y plebiscitos, demuestra fuera de toda duda nuestra atracción fatal por el estilo de vida de los de habla inglesa.  Sin embargo, el amor y el interés se fueron al campo un día y más pudo el interés que el amor que me tenía.  De repente, los norteamericanos han ido perdiendo interés por Puerto Rico porque en verdad el amor nunca existió.  Los puertorriqueños, por otro lado, fuimos sintiéndonos “tan amados” que olvidamos reciprocar de alguna manera, mantener un vínculo de interés apropiado, la pérdida de nuestro  valor estratégico (para hacer la guerra) en la que se fundamenta el interés de los USA por Puerto Rico.

Hoy en pleno siglo veintiuno (XXI) andamos dentro de un punto en el que no sabemos si decidir por convertirnos en norteamericanos por adopción o puertorriqueños por definición. Hemos llegado al borde del precipicio y hay que decidir. ¿Cómo lograr una decisión de pueblo si estamos divididos en tres o cuatro partes?  Utilicemos la mente para pensar, no el estómago. Las manos para trabajar y no para robar.  Las piernas para movernos en la dirección correcta, no para meterlas dentro de un hoyo obscuro.

La naturaleza para aprender a sobrevivir como ella, y la crisis para desarrollar inventiva.  Por lo que observo, no todo está perdido.  En este punto de arranque veo un pueblo más decidido a dar la batalla. El liderato estadista consciente que las fuentes de poder en Washington no le favorecen. Un Partido Popular buscando una definición soberanista. Y un Partido independentista en busca de poder soberano dentro del mismo pueblo.  Cualquiera de las tres opciones deberá regirse por un modelo auto gobernable.*

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions