Banner
Un nuevo “Jalda Arriba”
Escrito por “Pablin” Centeno Rivera   
Miércoles 19 de Julio de 2017 19:25

Me perdonan los amigos que no guardan simpatías con la figura de don Luis Muñoz Marín, no obstante, debo significar para efectos de este escrito, lo que se vivió en el Puerto Rico de los años treinta y los cuarenta cuando los líderes de la época se ocupaban más de su verbo florido que de las necesidades del pueblo.

Dice Alexis Oscar Tirado Rivera, en un escrito celebrando los 100 años del nacimiento de Muñoz Marín: “Allí (en Barranquitas) tuvo (Muñoz) la oportunidad de ser observador de la miseria que rodeaba a los campesinos que habitaban.

Muñoz, el niño investigador, alerta, detrás de su padre ya conocía muy bien al puertorriqueño. Me imagino que se preguntó ¿por qué aquel campesino vivía así? Esa es la grandeza de Muñoz Marín, el conocimiento de que había que impartir justicia equitativa. Desde niño vivió y supo que la miseria; miseria que aquellos políticos del verbo florido habían sumido a Puerto Rico”.  Por un tiempo Puerto Rico estuvo libre de engaños, y de mentiras, que hoy han vuelto a relucir.

Puerto Rico está lo suficiente maduro para que se le hable con claridad. No somos un pueblo tonto, ni ignorante, y no se debe confundir nuestra humildad y tolerancia con el miedo o la incompetencia. Nuestro pueblo sabe, conoce, que existen leyes internacionales para atender una situación de quiebra.

Y que los “derechos humanos” internacionales protegen los pueblos de los grandes intereses económicos, políticos y armamentistas, que hacen alarde de gobernar el mundo, por debajo de la mesa, y tratan de salirse con la suya por encima de la justicia y la razón.  Ahora mismo nuestro pueblo está siendo humillado por la imposición de una Junta de Control Fiscal, establecida bajo una ley (PROMESA) aprobada por el gobierno de los Estados Unidos para defender los intereses del capital (bonistas) en su mayoría inversionistas norteamericanos.  Es triste observar como el actual gobierno luce impotente ante tal vileza.

Es preciso poner oído en tierra para escuchar el pensamiento del pueblo.  Se dice por lo bajo, por miedo a ser encarpetado por el gobierno, que las pasadas elecciones se decidieron con el caso de Jaime Perelló y Anaudi.

Y que a pesar de que dicho caso fue probado (el de Anaudi) en los tribunales; el escoger el momento preciso fue parte de una estrategia para favorecer el partido estadista. En Puerto Rico, y posiblemente en otros muchos países, se gobierna desde cuartos obscuros.  Lo que sale a relucir en los medios noticiosos, y otras fuentes autorizadas, son extractos muy bien analizados de lo que se le debe decir al pueblo, y lo que se tiene que esconder, en el momento adecuado. Luis Muñoz Marín rompió con esos esquemas en el 1940, se desligó de los partidos tradicionales que ocultaban su impotencia y desinterés con discursos “floridos” poéticos, lindos para el oído, pero vacíos de propuestas y soluciones.

Puerto Rico necesita levantarse en “acción ciudadana” para enfrentar los engaños y las mentiras que de buena o mala fe viene de nuestros gobernantes. Las cenizas que se depositan en el vertedero de Peñuelas son tóxicas, hacen daño, y hay que buscar alternativas para disponer de esta basura en lugares apartados de las comunidades con especificaciones claras y seguras.

Puerto Rico necesita de un modelo económico, como el de vender productos locales a las multinacionales, como salida a nuestra paralizada economía. Es tiempo de detener a los “colmillús”, los dueños del dinero que compran conciencias, a los que se venden como Judas, de los que ocupan cargos importantes en el gobierno. A éstos hay que llamarlos por su nombre “buscones”, que traicionan sus principios por la riqueza inmoral.

Y que no solamente roban traqueteando con contratos y subastas, sino que engañan y mienten para mantenerse en el poder por el lujo y el caché.  Vemos a los ricos intentando poner el bobo en la boca de los pobres. Sin darse cuenta de que ya estamos grandecitos. El discurso de Muñoz cobra vigencia en la conciencia de los puertorriqueños.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions