Banner
Los Toritos y Polluelos la serie del año
Escrito por Duldin Meléndez   
Miércoles 07 de Junio de 2017 16:15

Fue una serie muy interesante. Estuvo en jaque a favor de Los Toritos de Cayey que madrugaron a Los Polluelos en los dos primeros partidos. Pero el dirigente de Aibonito, Tavo Ramos mantuvo activo a sus muchachos y seguían empujando buscando la victoria. A tal punto que en el tercer partido volvieron a enfrentarse Tomás Santiago y Fernando Cabrera. Todos daban por contado que este sería el fin de Los Polluelos.

A mitad de partido Aibonito logró anotarle por primera vez a Cabrera en esta temporada. Por el otro lado Tomás se mantenía peleando con la guardia alta. Cabrera comenzó a ceder terreno y Tomás y Los Polluelos comenzaron a dominar.

Una aparente lesión de poca gravedad termina con la participación de “El Lobo” Cabrera en el partido. Finalmente Los Polluelos se llevaron la victoria. Aún quedaban dos partidos de la serie.

Finalmente llegó el sexto partido, José Carlos Burgos y Gaby Hernández. Los Polluelos no se daban por vencidos y nuevamente madrugaron a Los Toritos. Rápidamente comenzaron a preocuparse los fanáticos de Los Toritos. No tenían a Cabrera y a José Carlos Burgos. Dependerían de Javier Morales, quien en la parte final de la serie regular había lucido muy bien y el dirigente Jaime Muñoz ya había expresado que ese sería el lanzador para detener a Los Polluelos.

Comenzó el quinto y decisivo partido. Había mucha tensión en las gradas. En las primeras tres entradas domino Aibonito. 2x0 el partido y las gradas del lado izquierdo completamente calladas.
Le preguntamos a Jaime Muñoz que si Cabrera estaba disponible tal vez para una entrada. Se rio y solo me dijo “hay que hacer carreras”. Los Toritos avanzaron y anotaron 7 carreras.

El dirigente de Los Polluelos hacia algunos movimientos buscando una reacción de sus muchachos.
Llegó la sexta entrada y de momento llegó “El Lobo” y se trepó en la lomita. Su presencia allí era de suma importancia. Le dieron 5 carreras de ventaja que resultaron más que suficientes y Los Toritos ganaron la serie.
Tavo Ramos aceptaba la derrota y lo demostró con profesionalismo. Ambos equipos se tiraron al terreno y se unieron en un abrazo de dos grande gladiadores de la sección.

Tavo saludaba hacia las gradas en agradecimiento al trato recibido. Demostró categóricamente porqué fue el hombre escogido por su manda más Edwin Ramos como el dirigente de la novena Polluela.

El galardón más apreciado por un dirigente es que su trabajo sea reconocido por sus adversarios. Ambas fanaticadas le rindieron un sonoro aplauso. Un dirigente joven de muchos conocimientos que logró hacer de Los Polluelos una verdadera familia.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions