Banner
Joaquín Justy Pionero de la Radiodifusión en Puerto Rico
Escrito por Pedro J. González López   
Miércoles 24 de Mayo de 2017 13:36

La primera emisora de radio en Puerto Rico se inauguró en 1922, pero la historia de la radio como tal en la Isla comenzó en el 1916. Para esa época había un grupo de jóvenes aficionados a la electricidad que leían en revistas, folletos y periódicos  todo lo relacionado con las comunicaciones. Entre estos jóvenes estaba Joaquín Justy, quien construyó la primera estación de radiografía en Puerto Rico denomidada 4JE, localizada   en la calle San José número 3 en san Juan.

Cinco años después, el 3 de diciembre de 1922, una  Compañía de Teléfono de los hermanos Behn, inauguró WKAQ, la primera emisora  en nuestra Isla, la segunda de Hispanoamérica y la quinta en el mundo. Los hermanos Behn le ofrecieron la dirección de la emisora a Joaquín Justy quien se convirtió en el primer director o gerente de radio en Puerto Rico.

Durante los primeros años WKAQ transmitió su programación desde el histórico restaurante La Cafetera, localizada en la calle San José en San Juan. Al principio la transmisión se limitaba a una hora a la semana. Más tarde se aumentó a tres horas semanales. Esas primeras transmisiones eran de programas musicales con la participación de reconocidas orquestas  del patio  como, la Orquesta del Rialto dirigida por el maestro Burset  y otra dirigida por Jesús Figueroa. En un principio los programas  musicales, religiosos, políticos  y otros, se transmitían gratis.

 El primer programa pagado se transmtió en el 1930.  Fue una radionovela puertorriqueña titulada Los Misterios de París. El señor Agustín Justy, para esa primera novela y las siguientes, cotrató a un traductor ya que los libretos en un principio  eran en inglés. Con esa novela auspiciada  por un fabricante de perfumes finos comenzaron los comerciales en la radio puertorriqueña.  Todos los programas eran en vivo porque todavía no existía  la tecnología para grabar. Los efectos de música y  sonidos para las radionovelas se recreaban en el estudio. Para ese entonces había alrededor de cuatro mil aparatos de radio y sobre veinticinco mil radioyentes.

Tras la transmisión de radionovelas llegó la de un programa de carreras de caballos producido por el señor Ramón Larroca y su socio  Giménez Sicardó. Hasta que apareció Antonio Campos las carreras las nararba Agustín Justy.

De acuerdo con   José Luis Torregrosa, autor del libro Historia de la Radio, después surgieron otras producciones radiales con otros formatos como el de la Compañia de la Luz, programas de La Revista Alma Latina, La Abuelita Puertorriqueña y uno de Arturo Somohano con  los Hermanos Berríos y Rafael Agudo como animadores.

Varios años después surgieron nuevas emisoras en Puerto Rico. El 17 de noviembre de  1934 se inauguró WNEL, la segunda emisora en nuestra Isla. Esta fue la primera en suscribirse a una agencia de noticias del exterior cuyo nombre era Transradio News Services. También fue la primera en traer artistas del extrajero para presentarlos en sus programas radiales. Ésta comenzó con una potencia de 500 vatios y luego le dieron permiso para transmitir con 2,500 vatios siendo la más potente para ese entonces. Estaba afiliada a la National Broadcasting Company. Otras emisoras que se inauguraron después de WKAQ y WNEL a partir de 1947 fueron WORA en  Ma-yagüez, WIPS en Santurce y WVJP en Caguas. Otras que vineron más tarde fueron WIAC, WAPA y WIPR. Hoy día existen en Puerto Rico una 113 emisoras aproximadamente entre AM. y FM.

En este periodo de tiempo surge la figura de  Rafael Quiñones Vidal en un programa de noticias por WNEL. Tras esta figura surgieron otros grandes animadores y locutores, así como grandes cantantes y actores muy reconocidos quienes  sentaron las bases para la transmisión  radial en Puerto Rico. A ellos nuestro reconocimiento en el mes de la radio.

El autor es locutor y relacionista público profesional

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions