Banner
Deshidrataciones son muy comunes durante el verano
Escrito por La Cordillera   
Miércoles 10 de Mayo de 2017 15:57

La hidratación es esencial para el buen fun-cionamiento del organismo, y en verano más que nunca se convierte en una práctica fundamental. La deshidratación se produce cuando la salida de agua y de sales es superior a la entrada de éstas en nuestro cuerpo.

Esto puede provocar golpes de calor, vómitos e incluso fiebre. Algunos de los síntomas son los siguientes: sed, no orinar mucho, dolor de cabeza, piel y boca secas o latidos cardiácos más rápidos de lo habitual. La solución a este problema es muy simple: restituir los líquidos bebiendo agua o bebidas isotónicas. Pero siempre es mejor prevenir que curar, y para evitar las deshidrataciones en verano, lo mejor es consumir líquidos de manera continuada para impedir que el sol y el calor jueguen una mala pasada.

Según la cantidad de líquido corporal que se haya perdido, la deshidratación puede ser leve, mesurada o grave. Ésta última puede ser mortal. En cualquiera de sus formas, la deshidratación es perjudicial para el organismo y por ese motivo hay que llevar a cabo las medidas preventivas para frenar su manifiesto.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions