Sol Ardiente de Junio Obra mejor conocida como “Flaming June”
Escrito por La Cordillera   
Jueves 03 de Junio de 2010 01:12

Es una de las pinturas más reconocidas en Puerto Rico y de las más Reproducidas a Nivel Mundial.

Esta pieza es la obra más célebre del Museo de Arte De Ponce y es la Imagen que oficialmente representa al Museo en sus propagandas, (Lo que conocemos como logo).

Sol ardiente de junio,  es una pintura de Lord Frederick Leighton, realizada en 1895, con pinturas de aceite en un lienzo cuadrado y se considera como su obra magna. Pienso que se preguntarán, ¿Cómo llegó esta pieza tan antigua y hermosa a nuestra Isla?   Pues les contaré:

En 1963, Don Luis A. Ferré, ex gobernador de PR, fue de viaje por Europa, para comprar pinturas y esculturas para el Museo que había fundado.

En una visita en una galería de Ámsterdam, se encontró con “Flaming June” abandonada en un rincón, y quedó impresionado por la belleza de la pintura, así que  preguntó al dueño de la galería por ella.

Él le dijo que nadie estaba interesado en la pintura porque se consideraba demasiado anticuada para la época, sin embargo, agregó que si la quería podía tenerla por  $10.000.

Don Luis, sabía que estaba costosa, pues poco antes había sido subastada por mucho menos, (en un período de tiempo que era difícil para la venta de pinturas victorianas, donde no se logró vender por su precio de salida mínimo de $140.00,  equivalentes a $840.00 actuales), y aún así, fue comprada de inmediato para El Museo de Arte de Ponce, donde reside actualmente.

Este maravilloso cuadro, representa “a una joven que dormita con un vestido de seda naranja sentada en unas escaleras y acariciada por un sol mediterráneo”.

Este Museo es uno de los más grandes y famosos en todo Puerto Rico y el caribe. Fue fundado por el ex gobernador de Puerto Rico, Don  Luis A. Ferré, e inaugurado el 28 de diciembre del 1965.

El museo cuenta con más de 3.000 piezas que cubren los periodos del siglo XIV al siglo XX, e incluye ejemplos de piezas italianas y españolas del barroco, pre-rafaelita y latinoamericanas contemporáneas.

Don Luis, fue  gran amante del arte y de la belleza, viajó por todo el mundo y con gran acierto, destinó grandes sumas de su fortuna para comprar obras de pintores consagrados pero también, de autores poco apreciados, cuando nadie apostaba ni valoraba sus trabajos, lo que se convirtió en herencia para nuestro país.

Como dato curioso, “Flaming June” regresó a Inglaterra en 1996, a raíz de las actividades relacionadas con el centenario de la muerte De Lord Leighton.

La reacción de la crítica inglesa e internacional fue unánime en la posterior revalorización que sufrió la obra de Leighton y en especial su “Flaming June”.

Según rumores y noticias recogidas por la prensa internacional, el Museo ha llegado a rechazar ofertas cercanas a los 25 millones de dólares por desprenderse de su obra más famosa. Entre “Flaming june” y otras obras importantes de la colección, El Museo de Ponce ha expuesto en más de los 80 principales museos del mundo.

Esta historia muestra la importancia de valorar el arte por su contenido, no por la fama que pueda o no tener su creador, Don Luis, se fijó en una pieza ignorada por gente que ignoraron ese principio básico en todas las artes.
www.museoarteponce.org